Miembros de la Iglesia se sobreponen a la tragedia y rápidamente se organizaron para ayudar


Líderes de la Iglesia visitan a los afectados. De izquierda a derecha presidente Helgi Hukdhs; Elder Jorge Zeballos y Elder Juan Carlos Barros.

Líderes de la Iglesia visitan a los afectados. De izquierda a derecha presidente Helgi Hukdhs; Elder Jorge Zeballos y Elder Juan Carlos Barros.

Valparaíso — Este último incendio que afectó a Valparaíso es considerado como uno de los más grandes de su historia y ello no es de dudar dado que, según fuentes oficiales, el siniestro afectó más de 1.200 hectáreas en la región, afectó por lo menos a una 2.500 viviendas y cobró la vida de 15 personas. Apagar las llamas ha tomado días, por lo que no se descarta un catastro que reporte mayores daños en los próximos días.

Las pérdidas fueron totales

Las pérdidas fueron totales.

La tragedia acabó con la esperanza de muchos que lo vieron perder todo y un sentimiento de impotencia y amargura inundó sus corazones. Muchos incluso tenían el recuerdo vívido del incendio del año anterior, que aunque no de estas dimensiones, igualmente fue destructivo y aterrador.

Entre los habitantes de Valparaíso y entre los afectados por el voraz incendio, existen varios Santos de los Últimos Días o “mormones” como a veces se llama a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Tal como el resto de sus vecinos, perdieron todo o casi todo y tuvieron que ser desplazados a lugares de albergue. Sus líderes eclesiásticos hicieron los arreglos necesarios para cobijarlos y se les brindó la ayuda requerida para el momento.

En el medio aún de la catástrofe y cuando aún las llamas no se extinguían, un grupo de personas, liderados por uno de los encargados de la Iglesia en Valparaíso, presidente Helgi Hukdhs, se puso manos a la obra para ayudar no sólo a los miembros de la Iglesia sino que a la comunidad toda. Rápidamente se sumaron otros de la ciudad y -también mormones de todo el país están ayudando con lo que pueden.- Se organizó el socorro y atención de los afectados. Se les identificó y  dio albergue y luego de ello se han seguido varias acciones, entre las cuales están la solicitud de ayuda que el presidente Hukdhs hizo a las oficinas de la Iglesia en Santiago. Asimismo, bajo su coordinación en la ciudad se están dirigiendo todos los esfuerzos de recolección de comida y  otros artículos junto con su distribución.

Miembros de la Iglesia clasifican donaciones

Miembros de la Iglesia clasifican donaciones

En los próximos días se realizarán labores de retiro de escombros y limpieza mayores, en la se esperan sigan participando cientos de miembros de la Iglesia bajo el lema “Manos Mormonas que Ayudan,” esfuerzo que también será coordinado por los líderes de la Iglesia en Valparaíso en conjunto con la autoridad política local y  bajo la dirección de los líderes de la Iglesia en Chile y Sudamérica.

Junto con reunir artículos y comida que se requieran, los miembros de la Iglesia están siendo invitados a ayunar y donar generosamente, como es la costumbre para socorrer a todos aquellos que están en necesidad.

Elder Jorge Zeballos, primer consejero de la Presidencia de la Iglesia en Sudamérica Sur, área a la que pertenece Chile, visitó ayer Valparaíso en compañía del Elder Juan Carlos Barros para enterarse de primera mano de los efectos del incendio. Agradeció el gran esfuerzo que los los líderes locales de la Iglesia están haciendo y recorrió junto a ellos algunos de los sectores afectados. También estableció los canales para ver como la Iglesia ayuda a la comunidad.

Publicado en PRENSA | Etiquetado , , , ,

Inmigración: Presidente Uchtdorf se reunió con Presidente Obama y líderes religiosos


La reunión entre el Presidente Obama y líderes religiosos se realizó el 15 de abril. La Iglesia ha repetido constantemente su posición sobre las leyes de inmigración.

La reunión entre el Presidente Obama y líderes religiosos se realizó el 15 de abril. La Iglesia ha repetido constantemente su posición sobre las leyes de inmigración.

Washington, DC - La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días reafirmó su posición sobre la inmigración en una cita realizada en la Casa Blanca donde líderes religiosos se reunieron para discutir sobre la reforma migratoria.

El Presidente Dieter F. Uchtdorf de la Primera Presidencia de la Iglesia fue uno de los líderes invitados de diversos credos religiosos para reunirse con el presidente Obama y funcionarios de la administración para dar su opinión acerca de la política de inmigración.

Después de la reunión, la Iglesia emitió la siguiente declaración:

“En 2011, la Iglesia apoyó públicamente los principios del Pacto de Utah como un enfoque responsable para hacer frente a la compleja cuestión de la reforma migratoria. Los principios fundamentales en que se basa la posición de la Iglesia son:

  • Seguimos a Jesucristo al amar a nuestro prójimo. El significado de “vecino” incluye a todos los hijos de Dios, en todo lugar, en todo momento.
  • Reconocemos siempre la necesidad de fortalecer a las familias. Las familias deben estar juntas. La separación forzada de los padres con sus hijos por trabajo, debilita las familias y daña a la sociedad.
  • Reconocemos que cada nación tiene el derecho de hacer cumplir sus leyes y asegurar sus fronteras. Todas las personas sujetas a las leyes de un país son responsables de sus actos en relación con ellos. “

La Iglesia ha repetido constantemente su posición sobre las leyes de inmigración. El presidente Uchtdorf dijo que los funcionarios públicos deben crear y aplicar leyes que reflejen lo mejor de las aspiraciones como sociedad justa y solidaria, que incluye no sólo la inmigración, sino que garantiza la libertad religiosa y las libertades en todo el mundo.

“Estas leyes se equilibrarán correctamente al mostrar amor por los vecinos, la cohesión familiar y la observancia de las leyes justas y exigibles”, dijo.

El mismo Presidente Dieter Uchtdorf es inmigrante alemán y ciudadano de los EE.UU., él era un refugiado en la Segunda Guerra Mundial y ha experimentado personalmente las dificultades que muchos inmigrantes enfrentan hoy en día.

La reunió también incluyó a los siguientes líderes religiosos:

  • Dr. Russell Moore, Convención Bautista del Sur, Nashville, Tennessee.
  • JoAnne Lyon, Superintendente General de la Iglesia Wesleyana.
  • Dr. Noel Castellanos, director general, CCDA, Chicago, Illinois.
  • Suzii Paynter, Coordinador Ejecutivo, Cooperative Baptist Fellowship, Atlanta, Georgia.
  • Dieter F. Uchtdorf, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Salt Lake City, Utah.
  • Luis Cortés, presidente de Esperanza.

Fuente: mormonnewsroom.org

Minientrada | Publicado en de | Etiquetado , ,

El significado de la Pascua de Resurrección


GRACIAS A ÉL 

Jesús es el Hijo de Dios, nuestro Salvador y Redentor. Gracias a Él, la muerte no es el final, y la vida adquiere un nuevo significado. Podemos cambiar, empezar de nuevo y volver a vivir con Dios. En esta Pascua de Resurrección, rememore Su vida y descubra todo lo que es posible gracias a Él.

El sol se levanta sobre el vasto paisaje urbano de Jerusalén, e ilumina los blancos muros de la antigua ciudad y se levanta sobre los edificios. Al norte de los muros, se halla un apacible jardín.

Poco después, llegará una multitud de turistas y se sentarán en los bancos que dan al jardín. Algunos bajarán por las escaleras hasta el punto más bajo del jardín, escondido discretamente tras una puerta de piedra, y observarán con reverencia en la oquedad de la roca donde se colocó un cuerpo hace más de dos mil años. Al salir, notarán un cartel en la puerta que dice: “No está aquí, porque ha resucitado”.

Los turistas no vienen al Jardín del sepulcro porque crean que allí fue donde Jesús fue enterrado, sino que vienen porque tienen la esperanza de que aquí es dónde Jesús hizo lo que nunca se había hecho antes: Él volvió a vivir.

Dios envió a Jesús a la tierra a enseñarnos una mejor manera de vivir. Aunque Su ministerio duró sólo tres años, Sus enseñanzas han influido en millones de personas durante casi dos milenios. Pero el regalo más grande que Jesús nos dio fue Su vida. Él pagó el precio de nuestros pecados, murió en la cruz y resucitó de entre los muertos, abriendo así el camino para que volvamos a vivir con Dios algún día.

¿En qué aspectos Jesús le ha ayudado a vivir mejor? 


Sin título

- Lucas 22:44

Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían a tierra.

La noche anterior a Su muerte, Jesús visitó un huerto en la parte oriental fuera de los muros de Jerusalén, llamado Getsemaní. Dejó a Sus apóstoles en las afueras del jardín; caminó sobre la hierba cubierta de rocío, pasó por los retorcidos olivos y se dirigió un poco más hacia el interior.

Él se había preparado toda la vida para este momento, siguiendo con esmero los mandamientos de Su Padre en cada paso, en cada aliento que tomaba. Ahora había llegado el momento. Aunque oró: “Padre, si quieres, pasa de mí esta copa”, Él aceptó que esa era Su carga, una carga que debía soportar Él solo. Él era el único que podía liberarnos de las terribles consecuencias de nuestros pecados.

En la frescura de la noche, se arrodilló y empezó a orar. Aunque no entendamos plenamente cómo, Él tomó voluntariamente sobre Sí nuestros pecados y pesares, y sufrió en cuerpo y espíritu todo pecado, tristeza, error e imperfección de cada uno de nosotros. El dolor que lo azotó era abrumador, intenso e infinito. La sangre brotó de Sus poros a medida que esta carga extremadamente pesada lo hizo temblar de dolor.

¿Por qué es importante el sacrificio de Jesucristo para usted?


- Lucas 22:48

Pero Jesús le dijo: “Judas, ¿con un beso entregas al hijo del hombre?”

En algún momento de esas horas que parecían interminables, el dolor cesó. ¡Si tan solo esa hubiera sido la única carga que tuvo que soportar! Al reunirse con Sus discípulos a las afueras del jardín, vieron las antorchas a la distancia que se acercaban con paso seguro.

Los rostros amenazantes de hombres armados con espadas y palos destellaban a la luz de las antorchas. En medio de la multitud salió Judas, el apóstol de Jesús.

“Maestro”, dijo Judas, y besó a Jesús en la mejilla.

“¿Con un beso entregas al Hijo del Hombre?”, Jesús preguntó a Judas.

¿Cómo puede usted recibir consuelo en momentos de dolor? 


Sin título2

- Marcos 15:17–18

Y le vistieron de púrpura y, poniéndole una corona tejida de espinas, comenzaron a saludarle: ¡salve Rey de los Judíos!

Las crueldades del día siguiente han resonado por siglos: los gritos de “¡Crucifícale!” mientras estaba frente a Pilato con las muñecas atadas como un criminal; el látigo de hueso y metal le laceró la espalda una, dos, treinta y nueve veces; el manto púrpura se empapó de Su sangre mientras los soldados le clavaban una corona de espinas en el cuero cabelludo; le escupieron, los gritos de angustia, los puñetazos, los insultos, las burlas.

En lo alto del Gólgota, los soldados le extendieron los brazos en una cruz de madera. Con sus martillos le clavaron las palmas de las manos y las muñecas con enormes clavos; un dolor agudo e intenso le atravesó el cuerpo. La madera le raspaba los surcos ensangrentados de la espalda. Al levantar Su cuerpo, los espectadores vieron la verdad de la que los judíos se burlaban escrita en una placa sobre Su cabeza que decía: Jesús de Nazaret, rey de los judíos.

Cansado, sudoroso y ensangrentado, Jesús hizo lo que sólo podía hacer un Redentor: perdonó a sus asesinos, consoló al delincuente que sufría junto a Él y confió en Su Padre. Cuando Su sacrificio fue consumado, Jesús se entregó a la muerte como sólo el Hijo de Dios podía hacerlo, y entregó el espíritu. Pero Su muerte no era el fin, ssino el comienzo para todos nosotros.

¿Qué siente al saber que Jesucristo murió por usted? 


Sin título3

- Mateo 28:6

” No está aquí, porque ha resucitado, así como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”

La tumba vacía en ese jardín de Jerusalén es un recordatorio de que cuando vinieron a observar la tumba ; las mujeres que con tanto cariño limpiaron, ungieron y envolvieron Su cuerpo , Su cuerpo había desaparecido, y en su lugar había dos ángeles.

En la puerta de la tumba se repite esa frase: “No está aquí, porque ha resucitado”. Eso recuerda a los visitantes que Jesús no sólo vivió y murió por nosotros, sino que también se levantó de la muerte.

Por causa de que Jesús es el Salvador de la humanidad, cada uno de nosotros puede vivir con Dios de nuevo.

Por causa de que Jesús es el Salvador de la humanidad, cada uno de nosotros puede vivir con Dios de nuevo.

Publicado en Anuncios, Escrituras, Hombres Jóvenes, Liderazgo, Mujeres Jóvenes, PRENSA, Preparación Misional, Primaria, Principios | Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Capilla mormona fue usada como albergue tras incendio en Valparaíso, Chile


Capilla del barrio O’Higgins, Chile.

Capilla del barrio O’Higgins, Chile.

Tras el trágico incendio ocurrido en el puerto chileno de Valparaíso, una capilla mormona, del barrio O’Higgins fue usado como refugio para miembros que perdieron sus enseres. Sin embargo, horas después la capilla O’Higgins estuvo a punto de ser evacuada debido al avance de la llamas. No hubo desgracias que lamentar entre los miembros albergados y el edificio continúa intacto.

Toda la noche los líderes locales del sacerdocio en la Estaca Valparaiso se han mantenido alerta de las necesidades de los miembros y la evolución de las llamas que sigue arrasando en nuevos sectores del puerto.

El Obispo Ibarra, obispo agente y a cargo de la coordinación de la emergencia, informó que en breve el presidente de estaca y otros líderes del sacerdocio irían a constatar en terreno, un catastro de las pérdidas entre los miembros de su estaca que tienen sus casas en los sectores de Cuesta Colorada y Rocuán.

Aun cuando son cifras que se confirmarán durante la mañana, el número de casas de miembros de la Iglesia con pérdida total podría ascender a 30. Cabe destacar que estas cantidades solo abarcan los miembros activos que han se han reportado a los líderes del sacerdocio, ya que aún no se ha podido contactar a la totalidad de miembros menos activos por lo que se espera que las pérdidas entre los miembros SUD aumenten aún más.

Las labores de “Manos Mormonas que Ayudan” se limitan por este momento al acopio y clasificación de la ayuda que llega continuamente desde diversos lugares. Debido a lo impredecible del fuego y el viento, no se ha permitido hacer ingreso a los voluntarios a los cerros devastados, pero el Obispo Ibarra menciona que “estamos esperando, porque hay sectores donde ya no hay nada que consumir, vamos a esperar y luego vamos a subir igual porque los focos deberían estar en otros lugares”.

Al ser consultado por si han tenido tiempo para descasar comentó que “bueno, algo se hace, después habrá tiempo para dormir”.

Los líderes locales han solicitado no enviar más ropa, ya que se dispone de suficiente. Se han solicitado manos para el acopio, clasificación y entrega de la ayuda; además de ropa para niños pequeños y recién nacidos,  camas, muebles, ropa de cama, útiles de aseo y leche.

Se informó que más de 2.000 viviendas han sido consumidas y 12 personas han fallecido y se estima que más de 5.000 efectivos de CONAF, Bomberos, PDI, Carabineros, Ejército, Armada, Samu y ONEMI trabajan en el combate y control de esta emergencia.

El pronóstico en cuanto a la emergencia no es muy alentador. La oficina de emergencia a decretado alerta preventiva las regiones de Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins por las altas temperaturas esperadas. La CONAF ha advertido que el siniestro podría tardar hasta 20 días en ser extinto.

Fuente: elfaromormon.org

Publicado en PRENSA | Etiquetado , , , , , ,

La fe nunca escaseó


Daños en capilla de Tarapacá.

Daños en capilla de Tarapacá.

Terremoto en el Norte

SANTIAGO — El suministro eléctrico estuvo ausente por tres días, el agua potable y los alimentos comenzaron a ser insuficientes, viviendas estropeadas y tras una semana, las réplicas no paran. No obstante,  los miembros de La Iglesia de Jesucristo se encuentran con optimismo y mirando hacia el futuro con el ojo de la fe.

Fue un terremoto de 8,2 grados en la escala de Richter el que sacudió al norte de Chile el pasado primero de abril a las 20:46. Un sismo de gran magnitud al que le siguieron más de cien réplicas, entre ellas la de 7,4 grados que se registró a las 23:46 del día siguiente y que fue considerada como un segundo terremoto. Como resultado, muchos hogares, incluyendo los de varios miembros de la Iglesia en Alto Hospicio, sufrieron graves daños estructurales y familias perdieron sus casas. Los mayores daños ocurrieron en esta comuna donde La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene un distrito, algo parecido a una diócesis.

“Hay una feligrés que perdió su casa por completo”, contó con tristeza el Presidente del Distrito, Sebastián Gárate. “Fue pérdida total”. Tras los movimientos telúricos,  las viviendas de calle Eslavonia quedaron para ser demolidas. Una situación que vivieron en menor medida otros miembros de Alto Hospicio. Grandes grietas se apoderaron de las paredes de sus casas, por lo que mientras las reparaciones no estén terminadas, no es seguro vivir en ellas. “Por fortuna, en este momento todos los miembros afectados están viviendo con familiares y amigos. A ninguno les hace falta un techo, incluyendo a la hermana que perdió su casa” añadió el líder de la zona.

Pese a los numerosos daños, ningún miembro de la Iglesia de Alto Hospicio resultó herido.

La ayuda pronto arribó. El Presidente Dalton, junto a su esposa, encargados de los misioneros de la parte norte del país, llegaron el jueves con alimentos para los más afectados. “Llegamos en la tarde”, aseguró el Presidente. “Era una situación difícil para la gente, porque todavía no había luz, ni agua”.

“El dinero valía poco, todo había que conseguirlo”, relató el Presidente Gárate. “En los cajeros solo permitían sacar como máximo 10 mil pesos, la bencina había que ir con un bidón a comprarla, porque no la ponían dentro de los vehículos. Era la única manera de adquirirla”.

La ayuda de la Misión, no fue la única. A este auxilio se le sumó las dos camionetas de las oficinas de la Iglesia que en la mañana de ese jueves llegaron provistas de alimentos y otros insumos básicos.

Otras comunas de la I Región también se vieron afectadas. En Iquique, varias viviendas se agrietaron, también las de muchos miembros, pero por fortuna ningún hogar reportó una pérdida total y tampoco algún integrante herido.

CAPILLAS COMO ALBERGUES

Tras el terremoto, capillas ubicadas en zonas seguras de Iquique, Alto Hospicio y Arica, sirvieron como albergue. El centro de Estaca de Los Olivos, además atendió a aquellos que no son de nuestra fe con alimentos y un techo donde pasar la noche. De acuerdo a los líderes de la Iglesia, en total más de un centenar de personas se vieron beneficiadas.

En la capilla de Costanera, igualmente de la ciudad de Arica, miembros de la Iglesia se vieron obligados a pernoctar por cuatro días en los alrededores de ese edificio, pues las autoridades de la ciudad, por seguridad, no les permitían regresar a sus hogares. Pese a ello, estos fieles asistieron a las reuniones de la Conferencia General de la Iglesia.

CONFERENCIA GENERAL

El fuerte movimiento telúrico también afectó el techo del centro de la capilla Los Olivos en Arica. No obstante, las reparaciones no se hicieron esperar con el fin de que los miembros pudieran disfrutar sin ningún inconveniente de la Conferencia General número 184, comentó el Presidente Rivera. Una actitud que se replicó en la Estaca Iquique donde “a pesar de los difíciles momentos vividos por nuestros miembros, luego de soportar dos terremotos y tsunami menor, pudimos tener una buena asistencia a cada una de las sesiones” aseguró el Director de Asuntos Públicos de Iquique, Oscar Meza.

 “Quedamos sorprendidos con las asistencia. Con las circunstancias no esperábamos que llegaran tantos” añadió el Presidente de Estaca, Arturo Edgardo Escobar. Para la sesión del domingo en la mañana, “el centro de reuniones estaba lleno y el estacionamiento también”.

La capilla de Los Aromos, del Distrito Alto Hospicio también presentó daños en su techo. Sin embargo, frente a la situación, los miembros “estuvieron tranquilos, fue bonito todo” dijo el Presidente Gárate. “De hecho la primera noche que se fue la luz, todos pensamos en la Conferencia, por lo que rápidamente los hermanos se pusieron en la tarea de conseguir generadores”.

Alrededor de las 20 horas del viernes la luz volvió en Alto Hospicio. “Los hermanos ya habían conseguido los generadores y desde la oficinas ya habían venido a reparar el techo del salón cultural y telón que cayó debido a los terremotos” Los hermanos ya estaban preparados, incluso si la luz volvía a faltar.

Niños en la capilla de la Estaca Los Olivos

Niños en la capilla de la Estaca Los Olivos

El Presidente de la Misión Antofagasta y su esposa, la hermana Dalton, volvieron a la Alto Hospicio el domingo, para ver las dos últimas sesiones de la conferencia con los fieles de esta zona, encontrando que la situación había cambiado. “Ya había luz y agua en casi toda la ciudad. La compra de víveres y combustible estaba volviendo a la normalidad”. Pero lo que más le llenó de alegría fue la actitud de los miembros. “Ellos tienen mucha fe. Todos estuvieron felices y haciendo lo mejor en la situación. Las hermanas de la Sociedad de Socorro estuvieron preparando almuerzo para los misioneros y para los demás y todos estuvieron trabajando juntos. No había un sentimiento de desánimo. Todos estaban felices y bien. Aunque perdieron cosas”.

El Presidente de la Misión agregó: “Hable con una familia que había perdido su casa y tenían una razón suficiente para desanimarse, pero estaban animados, con fe en que sus vidas iba a volver a la normalidad”.

Minientrada | Publicado en de | Etiquetado , , , , ,