Comisión de la Unión Europea invita a líder mormón a reunión con líderes religiosos


Frans Timmermans, Primer Vicepresidente de la Comisión Europea, da la bienvenida a Elder Patrick Kearon, de la Presidencia del Area de Europa de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la reunión de alto nivel con los líderes religiosos este año.

Frans Timmermans, Primer Vicepresidente de la Comisión Europea, da la bienvenida a Elder Patrick Kearon, de la Presidencia del Area de Europa de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la reunión de alto nivel con los líderes religiosos este año.

El Élder Patrick Kearon, de la Presidencia del Área Europa de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se unió a un grupo de catorce altos representantes de otras religiones, entre ellos cristianos, musulmanes, judíos, budistas e hinduistas, para analizar los desafíos que confrontan las sociedades europeas ante el aumento del antisemitismo y el odio al islamismo.

Frans Timmermans, primer vicepresidente de la Comisión Europea, presidió la reunión de alto nivel de este año, junto con Antonio Tajani, vicepresidente del Parlamento Europeo, como vicepresidente.

Durante el debate, los líderes religiosos compartieron su visión y recomendaciones sobre cómo abordar la radicalización y discriminación. Élder Kearon subrayó la importancia de proveer a la juventud con “una causa y una visión”. Él dijo: “Muchos jóvenes carecen de una causa y una visión para ayudarles a tomar decisiones correctas en la vida. Nosotros, como lideres religiosos, tenemos la responsabilidad principal de equiparles, a través de nuestro liderazgo, con valores y principios con los que ellos puedan relacionarse y a los cuales apegarse. Nosotros también necesitamos proveerles con oportunidades para servirse unos a otros, dentro y fuera de las comunidades de nuestra fe”.

En un tiempo cuando las voces religiosas parecen ser empujadas fuera del  discurso público, Elder Kearon también mencionó “la importancia para las iglesias de apoyarse unas a otras cuando una sea empujada en un rincón ”.

Anteriormente, Frans Timmermans abrió la reunión diciendo: “Este diálogo nunca ha sido más importante. Nuestras sociedades enfrentan desafíos fundamentales, y las iglesias y religiones están entre los actores que pueden jugar un rol importante en promover la cohesión social y reducir las divisiones. Los líderes aquí presentes son colaboradores para la Comisión Europea y pueden compartir su experiencia en la lucha contra el fundamentalismo, discriminación y en la edificación de confianza y entendimiento mutuo”.

Antonio Tajani agregó: “Nosotros sólo derrotaremos el readicalismo y fundamentalismo si permanecemos juntos. El diálogo entre las religiones es crucial para defender los valores de nuestras sociedades. Las instituciones europeas deberían fomentar este diálogo no sólo a nivel de los líderes religiosos y expertos teológicos. Los jóvenes deberían ser partícipes. Necesitamos invertir más, no sólo en nuestra economía sino, en el futuro de nuestra juventud. Necesitamos políticas que fomenten valores clave como la paz, solidaridad y respeto por la dignidad humana entre las generaciones y sociedades futuras”

La reunión sirvió de importante foro para analizar las relaciones, la integración y la cohesión social de la Comunidad. Las conclusiones de los análisis se llevarán al Primer Coloquio Anual de Derechos Fundamentales que se celebrará en Bruselas, el próximo  mes de octubre, sobre el tema: “Tolerancia y respeto: prevenir y combatir el antisemitismo y el odio al islamismo”.

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días fue honrada con la invitación a formar parte de este diálogo y felicita a la Comisión Europea por sus esfuerzos para relacionarse con las comunidades religiosas con el fin de mejorar la vida de todos los pueblos de Europa. Es un reconocimiento de la contribución particular y las perspectivas singulares que las iglesias pueden aportar para el bien común”, dijo el élder Kearon después del evento.

Desde el Tratado de Lisboa de 2009, se ha consagrado en el Derecho primario (Art. 17, TFEU) el diálogo abierto, transparente y constante con las iglesias y las comunidades religiosas, así como con las organizaciones filosóficas y no confesionales.

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, una religión cristiana con medio millón de miembros en Europa, recientemente estableció su oficina de la Unión Europea en Bruselas. Con el objeto de servir mejor a la comunidad europea, la Iglesia procura cooperar con organismos políticos e institucionales, así como establecer contacto con ONG internacionales, organizaciones religiosas y la sociedad civil.

Fuente: Saladeprensamormona.es

Comparte tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s