Emoción tras el anuncio de construcción de nuevos templos mormones


En la sesión del domingo por la mañana, el pdte. Monsón anunció la construcción de tres nuevos templos en países donde la mayoría no esperaba uno sino hasta dentro de muchos años.

En la sesión del domingo por la mañana, el pdte. Monsón anunció la construcción de tres nuevos templos en países donde la mayoría no esperaba uno sino hasta dentro de muchos años.

Los nuevos templos anunciados por el Presidente Monson en Haití, Tailandia y Costa de Marfil fueron una noticia inesperada que emocionó a muchos. Lea esta conmovedora crónica donde se enterará de las reacciones de diversos miembros sobre esta gran sorpresa que bendecirá a los santos de dichos países.

Jean Philippe y su esposa Marjorie Desius, ambos de Haití, se abrazan tras el anuncio de la inesperada construcción de un templo en su país.

Jean Philippe y su esposa Marjorie Desius, ambos de Haití, se abrazan tras el anuncio de la inesperada construcción de un templo en su país.

Jean Philippe y Marjorie Desius sobrevivieron al terremoto de enero de 2010 en Haití. “Los dos sobrevivimos porque yo cerré los ojos durante el terremoto y rogué para tener la oportunidad de sellarme en el templo”, dijo Marjorie.

Un amigo les ayudó pagando el viaje al templo de República Dominicana y se sellaron el 6 de abril.

Casi cinco años después de aquel día, ellos estuvieron presentes en el Centro de Conferencias de la Iglesia, cuando el Presidente Thomas S. Monson ofreció, sorpresivamente, el primer mensaje de la Sesión del Domingo en la mañana de la Conferencia General. Ellos escucharon el anuncio de que la Iglesia construiría tres nuevos templos en Costa de Marfil, África, Bangkok, Tailandia y Puerto Príncipe, Haití.

“El anuncio lo fue todo para nosotros”, dijo Marjorie. “No puedo ni empezar a explicar cómo el templo bendecirá Haití y a los Santos de los Últimos Días que viven allí.”

Los templos se construirán en Abidjan, Costa de Marfil; Puerto Príncipe, Haití; y Bangkok, Tailandia. Cada uno será el primer templo mormón en cada país, los cuales aliviarán a los miembros de los largos y costosos viajes que enfrentan hoy en día para llegar a otros templos de países cercanos.

El domingo por la mañana, Jean Philippe Desius estaba en el Centro de Conferencias LDS haciendo labores de intérprete en la sesión de la conferencia, cuando el presidente Monson hizo su anuncio. Como intérprete, él había recibido la noticia unos 45 minutos antes, pero no podía decir nada hasta que se anunciara, ese tiempo de espera fue difícil para él, comentó.

La construcción del templo en Haití ofrecerá grandes bendiciones para los Santos de dicho país.

La construcción del templo en Haití ofrecerá grandes bendiciones para los Santos de dicho país.

Tras la sesión, Jean Philippe buscó y saludó a su esposa con un largo abrazo, estaban muy emocionados como su hijo de 2 años de edad, Jaymie, quien miraba desde este cochecito la sorpresiva alegría de sus padres.

“Me sentí abrumado por la alegría. Mi pueblo ha sufrido mucho. Yo perdí a muchos familiares (en el terremoto de 2010)”, dijo Jean Philippe. “Por la fidelidad de los miembros, esto es una gran bendición.”

El anuncio hizo llorar de alegría tanto a miembros de la iglesia locales como a ex-misioneros que sirvieron en dichos países.

“Yo no sabía que podría llorar tan duro” escribió Jan Shelton Hunsaker en Facebook.

Hunsaker sirvió una misión de tiempo completo en Tailandia con misioneros nativos que no tenían investidura del templo – algo que generalmente se requiere para el trabajo misional- porque era demasiado caro viajar al templo más cercano en Hong Kong. “Después de 27 años de oración y de espera, se anuncia un templo en Tailandia.”

Dane Watkins, obispo del Pueblo Ward victoriana en Idaho Falls, indicó que se sintió abrumado de la emoción al enterarse de que un templo se construiría en Haití. Él sirvió en dicho país con uno de sus mejores amigos, Mike Dustin, entre los años 1989-91, la cual era una época de agitación política y de seria oposición a la iglesia, que incluyó la quema de capillas.

“Nunca tuve la suficiente fe para pensar que se construiría un templo en Haití, así que esto es una lección de humildad, pero también me trae tanta felicidad y paz”, dijo Watkins, que ha vuelto a la isla varias veces. “No puedo describir lo notable que es esto para mí. Me muestra cómo sé nada acerca de las obras de Dios y su ternura. Nunca pensé que viviría para ver este día tan especial.”

Charles Abouo, un ex jugador de baloncesto de la Universidad Brigham Young, escuchó la noticia en Egipto, donde él está jugando en un club de baloncesto profesional. Dijo que su celular explotó tanto con mensajes de texto, así como con mensajes de Facebook provenientes de sus amigos cercanos poco después del anuncio de construcción de los nuevos templos.

“Estoy muy contento. Siempre escuchábamos acerca de los nuevos templos que construirán, y el escuchar ahora que uno será construido en nuestro país, es sin duda una gran experiencia”, comentó Abouo en Facebook. “La iglesia ha crecido de manera significativa en Costa de Marfil desde que nos mudamos en los años 90, y sé que todos los miembros allí, apreciarán realmente este anuncio. Definitivamente será una bendición en la vida de muchas miembros dado que en ciertas partes de África invierten mucho tiempo y recursos para llegar a los templos”.

Tim Toone, de Utah, sirvió como misionero en países de África Occidental como Costa de Marfil, Ghana y Sierra Leona. Él estaba en casa viendo la conferencia cuando se hizo el anuncio. Entusiasmado, le dijo a su madre la noticia y rápidamente envió un mensaje a un compañero de la misión.

“Me sentía agradecido de que sus hijos tendrán un templo. Cuando estuve allí en 2004, querían uno y un día oramos para recibir la bendición de contar con uno. Yo sabía que algún día obtendrían un templo”, dijo Toone. “La gente era tan increíble. Ellos son fieles y fuertes. Ellos viajan mucho a Ghana para ir al templo. Siento que un templo aumentará el testimonio de todos y les hará saber que nuestro Padre Celestial escucha las oraciones y ve lo duro que han trabajado. Es difícil poner en palabras lo especial que será esto para ellos”.

Eric Huntsman, profesor en el departamento de escrituras antiguas en Brigham Young University y miembro del Coro del Tabernáculo Mormón, publicó en Facebook que él dejó escapar un “grito audible” desde la galería del coro en el Centro de Conferencias. Él sirvió como misionero en Bangkok entre 1985-1986. Tras la noticia él, su familia y amigos ya están planificando viajar para la dedicación del templo o por lo menos una visita para las puertas abiertas”.

MacKenzie Munns Ostler, de Asheville, Carolina del Norte, sirvió en la Misión Bangkok Tailandia entre el 2007-08. Ella estaba haciendo unos “crepes” para ver la conferencia con su familia en el momento de la convocatoria. Cuando oyó las palabras “Bangkok, Tailandia” sentía que estaba abriendo su llamamiento misional de nuevo y las lágrimas fluyeron”.

“Tuve que salir de la habitación porque estaba tan abrumada por la alegría y la gratitud”, dijo Ostler. “A medida que los convenios del templo han bendecido mi vida con tanta abundancia, todavía no puedo dejar de sonreír o llorar, sabiendo que estas bendiciones eternas llegarán a este país.”

El presidente Monson dijo que continuará trabajando para acercar las bendiciones del templo a más Santos de los Últimos Días.

“El proceso y la búsqueda de ubicaciones para los templos adicionales está en marcha”, dijo, “porque deseamos que el mayor número posible de miembros tengan la oportunidad de asistir al templo sin grandes sacrificios de tiempo y recursos. Como lo hemos hecho en el pasado, se les mantendrá informados de las novedades al respecto”.

El anuncio fue adicionalmente conmovedor porque el presidente Monson, considerado un profeta de Dios por 15 millones de mormones, demostró su apreciación personal sobre las bendiciones del templo.

“Las bendiciones del templo no tienen precio”, mencionó. “Una de las razones por el que estoy agradecido todos los días de mi vida es porque con mi amada esposa, Frances, nos arrodillamos en un altar sagrado e hicimos pactos que nos unen para toda la eternidad. No hay bendición más preciosa para mí que la paz y el consuelo que recibo del conocimiento de que vamos a estar juntos de nuevo”.

La hermana Monson murió mayo 2013.

Habían pasado dos años desde que el presidente Monson anunció el pasado mes, un nuevo templo, el retraso más largo entre los anuncios de templos en 25 años. Aquello fue una decisión deliberada, donde declaró que habría un tiempo donde no anunciarían la construcción de nuevos templos para que la iglesia pueda centrar los esfuerzos en completar los templos anunciados previamente.

En ese momento, él prometió más templos en el futuro. El pasado domingo de Conferencia cumplió esa promesa.

Dijo que la construcción de templos es “una indicación muy clara del crecimiento de la iglesia”, un día después de que se anunciara que la membresía de la iglesia había crecido alrededor de 290.000 miembros el último semestre para lograr un total de 15.372.337 a finales de 2014.

“Actualmente contamos con 144 templos en operación en todo el mundo”, añadió, “con cinco siendo renovados y 13 más en construcción. Además, 13 templos que fueron anunciados previamente están en diversas etapas de preparación antes de que comience la construcción”.

El sábado, el Élder Quentin L. Cook dijo que la iglesia ha visto “un aumento espectacular” en los últimos años en el número de miembros que cuentan con una recomendación para el templo.

El presidente Monson dijo que cinco nuevos templos están programadas para ser dedicados este año –Córdoba Argentina (17 de mayo), Payson Utah (7 de junio), Trujillo Perú (21 de junio), Indianapolis Indiana (23 de agosto), Tijuana México (13 de diciembre ).

Él Pdte. Monson mencionó que la iglesia anticipa rededicar otros dos templos este año después de las renovaciones que se han completado. Uno está programada en Ciudad de México, México, para el 13 de septiembre. La otra nueva dedicación este año probablemente será el Templo de Montreal. Otros templos en proceso de renovación son el de Idaho Falls, Idaho; Suva, Fiji; y Freiberg, Alemania.

Los templos son fundamentales para el culto y la doctrina mormona, a pesar de que no se utilizan para los servicios dominicales como las capillas o centros de reuniones, que están abiertas a toda la comunidad. Una vez que el templo está dedicado, sólo los fieles Santos de los Últimos Días pueden entrar a casarse y sellarse a un cónyuge por la eternidad, para recibir una investidura y para realizar bautismos y otras ordenanzas en nombre de quienes han fallecido.

La construcción de templos y la obra del templo han sido características notables en los siete años de la presidencia del presidente Monson. Él ha hecho regularmente nueva anuncios de templo como parte de sus discursos en las Conferencias Generales.

El último domingo, dijo que ha disfrutado de muchas bendiciones desde febrero de 2008, cuando se convirtió en el 16º presidente de la Iglesia, y “uno de las más agradables y sagradas de esas bendiciones ha sido mi oportunidad de dedicar y volver a dedicar los templos”.

Enseñó que la asistencia al templo puede dar fuerza a los Santos de los Últimos Días y ​​ayudarles a encontrar la paz.

“Mis hermanos y hermanas, en nuestra vida tendremos tentaciones, pruebas y desafíos. A medida que avanzamos hacia el templo, al recordar los convenios que hacemos allí, estaremos en mejores condiciones para superar esas tentaciones y de soportar nuestras pruebas. En el templo podemos encontrar la paz”.

La última vez que los Santos de los Últimos Días no recibieron anuncios sobre nuevos templos fue durante seis años, entre 1984 y 1990, un período de las presidencias de Spencer W. Kimball y Ezra Taft Benson.

En los 25 años transcurridos desde 1990, la membresía de la iglesia se duplicó de 7,7 millones de miembros a más de 15,3 millones.

También durante ese tiempo, el número de templos en funcionamiento saltó de 44 a 144 alrededor del mundo.

En abril de 2013, el presidente Monson reveló planes para construir templos en Cedar City, Utah, y Río de Janeiro.

Cada uno de los nuevos templos anunciados el último domingo permitirá grandes bendiciones para los Santos de los Últimos Días en esas naciones.

Costa de Marfil, que se encuentra en el noroeste de África, tiene 22.000 miembros de la iglesia . Los que están en Abiyán deben afrontar un viaje de más de 12 horas para asistir al templo más cercano que queda en Accra, Ghana.

Los miembros de la Iglesia en Puerto Príncipe, Haití, realizan un viaje de un día a través hacía el Templo de Santo Domingo en República Dominicana. Haití es el hogar de más de 19.000 Santos de los Últimos Días.

El templo más cercano a Tailandia se encuentra en Hong Kong, a 1.000 kilómetros de distancia. La iglesia cuenta en Tailandia con 18.000 miembros en 38 congregaciones.

Comparte tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s