Reality show sobre mormones gays desata polémica


El programa se centra en un grupo de cuatro hombres mormones de Utah, tres de ellos casados con mujeres.

El programa se centra en un grupo de cuatro hombres mormones de Utah, tres de ellos casados con mujeres.

El programa de TV “Mi marido no es gay” se centra en un grupo de cuatro hombres mormones de Utah -tres de ellos casados con mujeres- que aseguran sentirse atraídos por los hombres pero, por motivos morales y religiosos, han decidido resistir la tentación masculina.

tlcLa decisión de la cadena TLC de emitir el programa “Mi marido no es gay” ha desatado una fuerte controversia en Estados Unidos, tal es el caso que la página de Change.org realizó una petición que solicita la cancelación de la emisión del programa la cual ha recogido cerca de 100.000 firmas.

Al mismo tiempo, desde la Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación de EE.UU. (GLAAD, por sus siglas en inglés), aseguraron que el programa es “totalmente irresponsable”.

“Riesgo”

Dos protagonistas de "Mi marido no es gay".

Dos protagonistas de “Mi marido no es gay”.

“Nadie puede cambiar a quien ama y, más importante aún, nadie tiene que verse obligado a ello”, dijo en un comunicado Sarah Kate Ellis, presidenta de GLAAD.

“Invirtiendo en este tipo de programación TLC está poniendo en riesgo a muchos jóvenes LGTB (siglas de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales)”, señaló Ellis.

En respuesta a la controversia, representantes del canal aseguraron a medios locales “que las personas que aparecen en el especial de una hora de duración revelan las decisiones que han tomado y hablan sólo en su nombre”.

De hecho, por la forma en que se trata el tema, mucho activistas homosexuales empezaron a considerar que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días esté sea quien esté detrás del programa, sea financiándolo o coproduciendo la idea de dicho programa de televisión.

Según destaca desde los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, TLC es conocido por emitir polémicos programas de telerrealidad, como “Here Comes Honey Boo Boo”, protagonizado por la niña Alana Thomson y que tuvo que ser cancelado hace unos meses, después de que se supiera que la madre de la pequeña estaba viéndose con un hombre condenado por abusos a menores.