Mormones y Charlie Hebdo


"Yo soy Charlie" (dibujo de Jean Jullien

“Yo soy Charlie” (dibujo de Jean Jullien).

El mayor éxito en Broadway durante los últimos años ha sido el Libro de Mormón, una comedia musical satírico que se burla de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Pero en lugar de ventilar la indignación, organizar protestas, o tratar de cancelar su presentación en Nueva York o en su gira nacional, los mormones colocamos encomiablemente la otra mejilla.

"Él dibujó primero" (dibujo de David Pope).

“Él dibujó primero” (dibujo de David Pope).

Incluso convertimos dicha situación, como una oportunidad para darnos a conocer, tanto así que compramos publicidad en las cartillas que se entregan con el programa a los asistentes a dicha obra. Publicidad que los invitaba a leer el Libro de Mormón,  “Si le gustó la obra, el libro le encantará” indicaba una sensacional frase que luego invitaba a recibir un Libro de Mormón gratuitamente, junto con la visita en sus respectivos hogares de los verdaderos misioneros mormones.

Si alguien recuerda la forma y maneras en que se burlaron en dicho musical ¿teníamos o no derecho de quejarnos?, incluso de quejarnos y hacerlo fuerte, bullicioso, escandaloso, pero no ocurrió nada de eso ¿y por qué?, bueno quizás en parte por que respetamos nuestro artículo de fe n° 11 y por otra parte, porque creemos en la libertad de expresión y realmente los mormones somos muy tolerantes, cuando de burlarse de nuestra religión se trata.

"Por favor, disfrute de esta caricatura cultural, étnica, religiosa y políticamente correcto responsablemente, gracias"  (dibujo de The New Yorker).

“Por favor, disfrute de esta caricatura cultural, étnica, religiosa y políticamente correcto responsablemente, gracias” (dibujo de The New Yorker).

Por desgracia, hay musulmanes  que no son tan tolerantes o sabios. El ataque terrorista en la revista satírica francesa Charlie Hebdo nos recuerda que algunos islamistas están decididos a hacer cumplir la prohibición de actos, comentarios, menciones o sucesos que dañen su sensibilidad religiosa. Esto quiere decir, que de ahora en adelante, aquellos que dibujen caricaturas, burlándose del profeta o líderes de grupos terroristas del Islam, deberán entender que están “dejando sus vidas en sus manos”.

Ahora se entiende con mayor razón, por qué el mismo equipo que produjo South Park (la irreverente serie de televisión animada) escogió a los mormones para tratar a su fe como una broma en Broadway en lugar de a los musulmanes. Pero mientras que la elección era comprensible, la pregunta que debemos formularnos hoy es si estamos dispuestos a seguir tolerando la ofensa a nuestros valores de libertad de expresión, algo totalmente tangible tras la tragedia en París. Es decir, yo  aguanto, soporto, soy tolerante, pero tú no.

"Hoy soy un dibujante de prensa. Hoy soy un periodista. Hoy dibujo para Charlie Hebdo"  (dibujado por Martín Vidberg).

“Hoy soy un dibujante de prensa. Hoy soy un periodista. Hoy dibujo para Charlie Hebdo” (dibujado por Martín Vidberg).

Todas las religiones y credos tienen derecho al respeto. Así como toda persona, sea de la religión que sea, debe respetar la vida de los demás. Nadie debería tomarse atribuciones de Dios y culminar la vida de alguien. La tolerancia ayuda mucho y de eso los mormones sabemos mucho. Basta solo con recordar la campaña presidencial de Mitt Romney y enumerar las diversas “bromas” y genialidades de comicos oportunistas que tocaban temas sensibles de nuestra religión y que tranquilamente justificarían, una marcha de protesta, sin embargo no se vio nada de esto.

La religión de Mahoma es admirada por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, incluso se dedicó una extensa nota en la revista oficial de la iglesia: La Liahona. El Islán, tal como lo indicó su profeta Mahoma, busca la paz y la reflexión. Lastimosamente y como en toda religión, siempre existen los fanáticos, extremistas e intolerantes que generan distorsiones de algo que bien puede ser hermoso o bello, no solo para quienes profesan dicha fe, sino que también puede ser de beneficio para quienes les rodean. Para quienes somos mormones notamos esto con la construcción de los Templos, edificios sagrados que literalmente embellece la zona donde se construye y atrae una atmosfera de tranquilidad y paz, algo que los vecinos notan y se sienten sumamente afortunados de tener cerca a dicho edificio mormón.

Desde Zona Mormón queremos enviar un saludo de solidaridad ante los terribles hechos ocurridos, en especial con las familias de los fallecidos. Esperamos que todo esto cambie y nunca más tengamos que pasar por situaciones como las que vivimos este miércoles 07 de enero. Que Dios nos bendiga a todos, recordemos que somos hermanos y podemos hacer de este mundo un lugar más tolerante y mejor para vivir.

"Yo soy Charlie"  (dibujo de Magnus Shaw).

“Yo soy Charlie” (dibujo de Magnus Shaw).