El Papa Francisco y élder Eyring reunidos en el Vaticano


Histórico. Es la primera vez que un miembro de la Primera Presidencia se reúne con el Papa en el Vaticano.

Histórico. Es la primera vez que un miembro de la Primera Presidencia se reúne con el Papa en el Vaticano.

En el marco de la apertura del coloquio internacional sobre el matrimonio organizado por el Vaticano, el Papa Francisco se reunión con más de 350 líderes religiosos, académicos y líderes de opinión, entre ellos el presidente Henry B. Eyring como representante de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días quien presentará un mensaje en este evento el martes 18.

Vista de la reunión celebrada en el Vaticano donde el Pdte. Eyring representa a la Iglesia.

Vista de la reunión celebrada en el Vaticano donde el Pdte. Eyring representa a la Iglesia.

Élder Eyring estuvo sentado en la primera fila de la sala del coloquio. De pronto el Papa al terminar su mensaje, se dirigió espontáneamente a saludar a cada representante invitado. Fue ahí que llegó hasta al líder mormón, saludándolo calurosamente, y marcando de esta manera, la primera reunión entre una autoridad general de la Iglesia y un Papa en el Vaticano.

Sobre el coloquio en el Vaticano

Esta fue la sesión de apertura de la conferencia internacional sobre el matrimonio convocado por el Vaticano, en dicho evento inicial, el Papa saludó a unos 350 líderes religiosos, académicos y líderes de opinión invitados al Coloquio Interreligioso Internacional sobre la complementariedad del hombre y la mujer como sus “hermanos y hermanas”.

Hizo hincapié en que la diferencia sexual de hombres y mujeres está en el corazón del matrimonio y dijo que “los niños tienen derecho a crecer en una familia con una madre y un padre.”

“Sabemos que el matrimonio y la familia hoy en día están en crisis”, dijo el Papa. “Ahora vivimos en una cultura donde cada vez hay más personas que se están dando por vencidos en el matrimonio como un compromiso público. La revolución en las costumbres y la moral a menudo hacen volar la bandera de la libertad, pero en realidad han traído devastación material y espiritual a un sinnúmero de seres humanos, especialmente a los más pobres y vulnerables.”

El Santo Padre sostuvo que “crece la evidencia de que el declive de la cultura del matrimonio está asociado con el aumento de la pobreza, convirtiéndose en el anfitrión de otros males sociales, que afectan de manera desproporcionada a las mujeres, niños y ancianos. Siempre son ellos los que más sufren en esta crisis.”

Comparando nuestro físico y nuestros entornos sociales, el Papa Francisco indicó: “Hemos sido muy lentos en nuestra cultura católica al reconocer que nuestros entornos sociales están en riesgo. Por ello, es indispensable impulsar una nueva ecología humana y hacerla progresar”.

“Los jóvenes deben ser verdaderos revolucionarios, quienes deben buscar el amor verdadero y eterno”, agregó. “Tienen que ir en contra del patrón común de nuestra cultura que hace hincapié en lo temporal.”

Una copia completa de su discurso está disponible aquí .

vaticano_logoreunionAntes de concluir su discurso, el Papa anunció que iba a viajar a Filadelfia en septiembre de 2015 para participar en el Encuentro Mundial de las Familias, un evento patrocinado por la Iglesia Católica cada tres años para mejorar la comprensión de la familia en general y, en esta conferencia, a explorar el impacto de la familia en la sociedad.

“El Papa Francisco habló muy fuerte en Roma (lunes) sobre el apoyo a la familia”, dijo Christie Grazie, miembro de la junta asesora de la Asociación Católica “así como sobre la única manera en que un hombre y una mujer se complementan entre sí cuando se forma la institución más importante de la sociedad”.

“Él nos instó a reconocer y defender la realidad antropológica del matrimonio en contra de los conceptos que son ‘importantes sólo en un momento de la historia.’ En especial nos recordó que el matrimonio es indispensable para la sociedad, y cuando se disminuye su importancia, los resultados son la pobreza y otros males sociales…”

Al final de su discurso de 20 minutos, el Papa entró en la audiencia y saludó personalmente a muchos de los presentadores de la conferencia, incluyendo el rabino Jonathan Sacks, el ex Gran Rabino del Reino Unido; Arzobispo Nicholas Okoh de la Iglesia Anglicana de Nigeria; Rev. Richard Warren de la Iglesia Saddleback en California; y Cyrille Seke e Yevette Padonou, fundadores y directores de La Puissance de L’Amour, o el amor de alimentación, una organización que promueve una sociedad más humana a través de matrimonios fuertes en el África occidental.