Dos apóstoles visitaron Área Sudamérica Noroeste, donde la Iglesia SUD continúa creciendo y madurando


Elder Neil L. Andersen ofrece consejo a los jóvenes en un devocional juvenil en Arequipa, Perú.

Elder Neil L. Andersen ofrece consejo a los jóvenes en un devocional juvenil en Arequipa, Perú.

Cuando el élder Juan A. Uceda, que actualmente preside el Área Sudamérica Noroeste, se unió a la Iglesia en 1972, tenía una prueba para participar en las ceremonias del Templo, esto porque el más cercano, se encontraba en ese tiempo, en Mesa, Arizona.

Desde entonces, 40 años han pasado y el élder Uceda y cientos de miles de otros Santos de los Últimos Días que viven en el Área Sudamérica Noroeste han sido testigos de muchos milagros. Actualmente hay 100 estacas solo en Perú, así como Templos que se ven desde el mapa de Caracas, Venezuela, hasta Cochabamba, Bolivia. ¿Qué declararon al respecto los dos apostóles que visitaron dicha Área?

De hecho, las últimas cuatro décadas para las naciones de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia fueron definidos por un notable crecimiento de la Iglesia. Sin embargo, este periodo constante de maduración y donde la prédica del evangelio se acelera, sugiere que los mejores días de la Iglesia en el Área Sudamérica Noroeste están por venir.

Elder Ulisses Soares, a la izquierda, con su esposa, la hermana Rosana Fernandes; Whitney Fenn y James Fenn, gerente de proyecto de sitio; Elder Neil L. Andersen y la hermana Kathy Andersen; Hermana Carol Waddell y Elder W. Christopher Waddell; y la Hermana Kathryn Marler y Presidente Marler.

Elder Ulisses Soares, a la izquierda, con su esposa, la hermana Rosana Fernandes; Whitney Fenn y James Fenn, gerente de proyecto de sitio; Elder Neil L. Andersen y la hermana Kathy Andersen; Hermana Carol Waddell y Elder W. Christopher Waddell; y la Hermana Kathryn Marler y Presidente Marler.

Esa fue la evaluación de Elder D. Todd Christofferson y Elder Neil L. Andersen, ambos miembros del Quórum de los Doce Apóstoles, que recientemente visitaron dicha región para llevar a cabo una revisión del Área Sudamérica Noroeste y presidir varias reuniones con miembros y misioneros.

“Ha habido un progreso constante en los cinco países de la zona,” dijo Elder Christofferson a Noticias de la Iglesia en una entrevista reciente.

Los dos apóstoles – que visitaron varias ciudades del Área desde el 21 de agosto al 29 – estuvieron acompañados por sus esposas, la hermana Katherine Christofferson y la hermana Kathy Andersen. Elder Ulisses Soares de la Presidencia de los Setenta y el obispo Dean M. Davies, segundo consejero del Obispado Presidente, también visitaron el Área, junto a sus esposas, la hermana Rosana Soares y la hermana Darla Davies.

Entre las actividades del viaje se destaca la variedad de conferencias de liderazgo del sacerdocio, reuniones con los empleados del Área, así como conferencias misionales y devocionales juveniles.

Elder Neil L. Andersen y su esposa, la hermana Kathy Andersen, hablan juntos en un multi-juego devocional en Trujillo, Perú.

Elder Neil L. Andersen y su esposa, la hermana Kathy Andersen, hablan juntos en un multi-juego devocional en Trujillo, Perú.

“La visita de Elder Christofferson y Elder Andersen produjo un gran impacto en las vidas de miles de miembros en nuestra Área”, dijo el élder Uceda.

“Fuimos bendecidos con sus enseñanzas y, al mismo tiempo, recibimos una mayor visión de cómo acelerar la obra de la salvación”.

La revisión anual se celebró en las oficinas del Área Sudamerica Noroeste ubicadas en Lima. Elder Christofferson, el élder Andersen y los otros hermanos visitantes fueron recibidos allí por la presidencia del Área Sudamérica Noroeste: Elder Uceda, Elder W. Christopher Waddell y Elder C. Scott Grow, todos los Setenta.

Durante una entrevista a Noticias de la Iglesia, los dos apóstoles dijeron que la supervisión del Área confirmó que las naciones del norte de América del Sur siguen siendo muy fuertes para la Iglesia a nivel mundial. Varios indicadores claves señalaron un continuo desarrollo, así como crecimiento.

Elder Neil L. Andersen, izquierda, y Elder D. Todd Christofferson disfrutar de un momento alegre encima de un par de caballos de paso peruano.

Elder Neil L. Andersen, izquierda, y Elder D. Todd Christofferson disfrutar de un momento alegre encima de un par de caballos de paso peruano.

En primer lugar, ha habido un aumento constante en la asistencia a la reunión sacramental en los últimos años. En segundo lugar, el número de misioneros que trabajan en el área ha aumentado todos los años hace poco y ahora excede de 5.000. (Hay cerca de 6.000 misioneros en total que prestan servicios en el Área Sudamérica Noroeste).

“También ha habido un aumento de varios miles en el número de miembros investidos,” dijo  élder Christofferson. Cada indicador “es una señal de que la Iglesia está madurando”, observó el élder Andersen, quien agregó que las unidades en toda la zona están aumentando tanto en número de miembros como en fuerza ​espiritual.

Los consejos de barrio siguen siendo un énfasis fundamental en todo el Área.

“Los barrios se han apropiado de la aceleración de la obra y están en estrecha coordinación con los misioneros de tiempo completo”, dijo élder Christofferson. “Los consejos de barrio se realizan en muchos lugares, cada semana y están asumiendo su papel de liderazgo como lo esperábamos. No sé si alguna otra Área internacional dependa del funcionamiento de los consejos a nivel de barrio y rama”.

Desde la izquierda, el obispo Dean M. Davies, Hermana Darla Davies, la hermana Katherine Christofferson y Elder D. Todd Christofferson don ropa tradicional boliviana durante su visita a La Paz, Bolivia.

Desde la izquierda, el obispo Dean M. Davies, hermana Darla Davies, la hermana Katherine Christofferson y Elder D. Todd Christofferson con ropa tradicional boliviana durante su visita a La Paz, Bolivia.

Una proliferación de templos también continúa en el Área Sudamérica Noroeste. Cada uno de los cinco países de la zona tiene al menos un templo. Mientras tanto, el segundo templo de Perú en la ciudad norteña de Trujillo está a punto de concluir, y hay planes para construir un tercer templo del Perú en Arequipa.

La Iglesia también ha anunciado un segundo templo en Colombia, en la ciudad costera de Barranquilla.

“Tanto Perú como Colombia tendrán múltiples templos en sus respectivas tierras, lo cual es otra señal de que la Iglesia está madurando en esa región”, dijo el élder Andersen.

Los dos apóstoles trabajaron juntos dos días durante la revisión del área, luego se separaron para presidir diversas reuniones en toda la región. Además de Lima, el élder Christofferson visitó a La Paz, Bolivia, y las ciudades colombianas de Barranquilla y Bogotá. El itinerario del élder Andersen incluyó reuniones en las ciudades peruanas de Lima, Trujillo y Arequipa.

Élder D. Todd Christofferson ofrece consejo en una conferencia de líderes del sacerdocio, celebrada en Lima, Perú, y difundida a otras regiones del país.

Élder D. Todd Christofferson ofrece consejo en una conferencia de líderes del sacerdocio, celebrada en Lima, Perú, y difundida a otras regiones del país.

Mientras que en Colombia, el élder Christofferson visitó el Templo de Bogotá y el sitio del futuro templo de Barranquilla Colombia. Por su parte, élder Andersen hizo paradas en la construcción del Templo de Trujillo, el sitio del templo Arequipa y el Templo de Lima Perú.

Elder Andersen señaló que el templo Lima estaba tan ocupado durante su visita que los usuarios debían obtener tickets numerados para reservar lugares en futuras sesiones.

La visita del élder Christofferson a La Paz, Bolivia, incluyó un devocional con varias estacas, una conferencia de líderes del sacerdocio y se reunió con los misioneros y hermanas de la Misión La Paz, Bolivia.

Esfuerzos humanitarios han brindado a la Iglesia muchos amigos. “Los que están con nosotros reconocemos el día a día de lo que estamos haciendo”, dijo.

Aunque Venezuela no fue incluida en sus viajes recientes, los hermanos informaron que los miembros se mantienen fieles y firmes a pesar de los problemas políticos que se viven en ese país. En estos días de la aceleración global, el trabajo misionero en Venezuela va hacia adelante. Los nativos venezolanos están respondiendo al llamado para servir y enseñar a sus compatriotas.

Élder D. Todd Christofferson, desde la derecha, el élder Ulisses Soares, segundo a la derecha, y otros líderes del sacerdocio se dan la mano con los participantes de una conferencia de líderes del sacerdocio en Lima, Perú. Dicha conferencia también se transmitió a la ciudad peruana de Iquitos

Élder D. Todd Christofferson, desde la derecha, el élder Ulisses Soares, segundo a la derecha, y otros líderes del sacerdocio se dan la mano con los participantes de una conferencia de líderes del sacerdocio en Lima, Perú. Dicha conferencia también se transmitió a la ciudad peruana de Iquitos

El creciente interés de la Iglesia en el Área Sudamerica Noroeste se extiende más allá de la membresía local. Por ejemplo, élder Christofferson remonta su servicio como un joven misionero en Argentina. Ahora como Autoridad General, se ha reunido con líderes nacionales, ha participado en esfuerzos humanitarios, trabajó con los medios de comunicación locales y ofreció consejos a decenas de miles de los Santos de los Últimos Días.

“Élder Christofferson es muy amado en América del Sur – esto porque tiene una larga historia en dichos países. Su español es impecable, y su amor por los santos es aún mayor “, dijo el élder Andersen.

Ambos apóstoles contaron que sus encuentros con los jóvenes del área fueron los aspectos más destacados de su reciente viaje.

En un devocional de jóvenes en Arequipa, el élder Andersen enseñó sobre la importancia de pagar el diezmo y la reunión con el obispo cada año para el ajuste de diezmos. “Le dije a los jóvenes que pueden, a través del poder de Cristo, convertirse en mucho más de lo que nunca pensarían ser”, dijo.

Elder Christofferson, por su parte, aconsejó a los jóvenes en Barranquilla sobre amar los mandamientos del Señor como una bendición liberadora. “Los mandamientos”, dijo, “nos dan la libertad y las oportunidades. No debemos prescindir de ellos – porque nos ayudan a crecer”.

La juventud de Barranquilla también disfrutó escuchando al élder y la hermana Soares, quienes compartieron el relato de sus propias conversiones al Evangelio.

Mientras que en Lima, el obispo Davies presidió un devocional sobre empleo, el cual fue visto por los trabajadores de la Iglesia del Área Sudamérica Noroeste.

Como hijo nativo del norte de América del Sur, el élder Uceda dijo que el trabajo que se realiza en el área, en cada hogar, centros de reuniones y templos asegurará milagros continuos aquí.

“El Señor”, dijo, “está cumpliendo sus propósitos con los hijos de Lehi.