Taiwán: Dos misioneros mormones fallecen envenenados por CO


Desde la derecha, Elder Connor Thredgold, 19, de Springville, y Elder Yu Peng Xiong, 24, de Kaohsiung, Taiwán, ambos murieron en el departamento que compartían este fin de semana. Elllos se desempeñaban como misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la Misión Taipei, Taiwan.

Desde la derecha, Elder Connor Thredgold, 19, de Springville, Utah y Elder Yu Peng Xiong, 24, de Kaohsiung, Taiwán, ambos murieron en el departamento que compartían este fin de semana. Ellos se desempeñaban como misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la Misión Taipei, Taiwan.

La policía de Taipei confirmó hoy que la causa de la muerte de los dos misioneros mormones fue por envenenamiento, esto producido por la fuga de monóxido de carbono de un  calentador de agua a gas defectuoso, encontrado en el interior del departamento que compartían en Sanchong distrito de Nueva Taipei. Los cuerpos de fueron encontrados tras el pedido de otros misioneros de la zona, quienes alertaron de la desaparición de ambos misioneros. Desde ZONA MORMÓN enviamos nuestras condolencias a los familiares de ambos misioneros fallecidos.

Los misioneros fallecidos son Élder Xiong Yu Peng, de 25 años de edad, nacional de Taiwán, servía en la misión desde marzo de 2013 y el estadounidense, Élder Connor Benjamin Thredgold, de 19 años, y que provenía de la ciudad mormona de Utah, empezó a servir como misionero desde marzo de este año.

Desde la izquierda, Elder Yu Peng Xiong, 24 años, de Kaohsiung, Taiwán, y Elder Connor Thredgold, 19, de Springville, ambos murieron en el departamento que compartían este fin de semana. Elllos se desempeñaban como misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la Misión Taipei, Taiwan.

Desde la izquierda, Elder Yu Peng Xiong, 24 años, de Kaohsiung, Taiwán, y Elder Connor Thredgold, 19, de Springville, ambos murieron en el departamento que compartían este fin de semana. Ellos se desempeñaban como misioneros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en la Misión Taipei, Taiwan.

Los fiscales encontraron una calentador de agua de gas defectuoso en al interior del departamento, determinando que este artefacto causó la fuga de monóxido de carbono. No hubo circunstancias sospechosas y el caso ha sido cerrado, dijo la policía.

El Departamento de Bomberos de Nueva Taipei recordó al público que el envenenamiento por monóxido de carbono no sólo sucede en invierno, cuando las personas tienden a mantener sus ventanas cerradas para protegerse del frío. En verano, también puede ser un peligro, ya que la gente tiende a mantener las puertas y ventanas cerradas para mantener el frío producido por aparatos de aire acondicionado.

La vocera de la Iglesia Jessica Moody indicó: “Oramos por sus familias y por todos los que los conocían, y expresamos nuestro amor y más profundas condolencias en este momento trágico”.

Fuentes: taiwannews.com