Misionera SUD grave tras accidente vehicular


Hermana Vea, servía como misionera de la Iglesia en Oklahoma.

Hermana Vea, servía como misionera de la Iglesia en Oklahoma.

Una misionera mormona, originaria de Utah, quedó herida de gravedad cuando la camioneta en que viajaba sufrió un choque este viernes en Oklahoma. La Hermana Nancy Vea, de 19 años, de West Jordan, fue trasladada por helicóptero al Centro Médico St. John en Tulsa para su tratamiento.

Hermana Vea, servía como misionera de la Iglesia en Oklahoma.

Hermana Vea, servía como misionera de la Iglesia en Oklahoma.

De acuerdo con un comunicado de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la Hermana Vea había estado sirviendo desde mayo en la Misión Tulsa Oklahoma. Ella “fue gravemente herida hoy en un accidente automovilístico y está en terapia intensiva”, dijo Jessica Moody, una portavoz de la Iglesia SUD.

“Dos miembros de la iglesia y otros tres misioneros también estaban en el vehículo. Todos fueron enviados al hospital local y se espera que puedan recuperarse completamente. Extendemos nuestro amor y oraciones a la familia de la hermana Vea y para todos los que la conocen, y espero que logren encontrar consuelo en el evangelio de Jesucristo”, dijo Moody.

Accidente dejó grave a misionera SUD.

Accidente dejó grave a misionera SUD.

Alrededor de las 8:30 am, la furgoneta de Dodge que llevaba a la hermana Vea, fue hacia el sur por la autopista de peaje de Muskogee en el condado de Wagoner. El conductor de la camioneta fue identificado como un miembro de la iglesia, pero no un misionero. El semirremolque fue golpeado desde atrás por un bus de 16 pasajeros, empujando la camioneta, esto según el informe del Departamento de Seguridad Pública de Oklahoma.

La hermana Vea no llevaba puesto el cinturón de seguridad, dijo Randolph, y tras la colisión, fue expulsada del coche.

El choque fue muy fuerte, indicó la policía local.

El choque fue muy fuerte, indicó la policía local.

Gary Hughey, un miembro de la iglesia, dijo que la hermana Vea fue muy querida por todos los que la conocían. “Sólo un hermoso, hermoso espíritu, tenía sólo una personalidad muy fluida”, dijo. “Ella tenía un cierto brillo en sus ojos. En Hawaii lo llamarían el ohana, lo que significa la familia. El maná de ella, su espíritu, su espíritu era tan vibrante. Sólo podía sentir que tenía un gran amor por  y para todos”.

La hermana Vea fue una de los pocas “dispuestas a simplemente dar sin ninguna reserva”, como el servir desinteresadamente y de estar “dispuesta a hacer la obra del Señor”, dijo Hughey. Ella vivió su vida al máximo, dijo.

Antes de su misión, la hermana Vea vivió y asistió a la iglesia en la Estaca de West Jordan Cobble Creek en West Jordan.

Fuente: Deserethnews.com

La hermana Vea no llevaba puesto el cinturón de seguridad, dijo Randolph, y tras la colisión, fue expulsada del coche.

La hermana Vea no llevaba puesto el cinturón de seguridad, dijo Randolph, y tras la colisión, fue expulsada del coche.