Mormones ofrecen servicio en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A petición del Ministerio de Deportes de Brasil, alrededor de mil miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Brasil están ofreciendo voluntariamente su tiempo para ayudar a su país como guías y otras actividades de servicio en las diversas sedes de la Copa Mundial de la FIFA 2014.

Los mormones y sus amigos -mayores de 18 años de edad– tomarán parte en el voluntariado de Brasil, que es la fuerza de voluntarios detrás del Mundial de este año y serán de los Juegos Olímpicos de Verano de 2016 en Río de Janeiro. Ellos están capacitados para recibir a los visitantes en los aeropuertos y trabajar en sitios turísticos y otros lugares populares durante la Copa del Mundo, evento que empezó el 12 de junio y culminará el 13 de julio.

Durante casi dos décadas, la Iglesia ha sido conocida en todo Brasil por sus muchos proyectos de servicio a la comunidad con el programa “Manos Mormonas que Ayudan”, que a menudo involucra, en cada una de sus actividades, a cientos e incluso miles de voluntarios miembros de la Iglesia.

En 2013, Sarah Menezes, quien fuera  coordinadora nacional de voluntariado de Brasil, trabajó con voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan durante la Copa Confederaciones y quedó impresionada por su calidad de servicio. “Los voluntarios de Manos Mormonas que Ayudan  son los más organizados y dedicados” indicó. A su vez, agregó: “Nosotros los necesitamos en la Copa del Mundo”.

De esta manera, los representantes del Ministerio de Deportes de Brasil propusieron a la Iglesia que proporcionara voluntarios para la Copa del Mundo de 2014.

Con los años, los voluntarios de “Manos Mormonas que Ayudan” en Brasil han limpiado parques, restaurado escuelas públicas , agrupado y donado materiales para los kits de bebés recién nacidos y proporcionado otros servicios en sus diferentes comunidades. En 2013, Manos Mormonas que Ayudan acudieron al rescate de muchas personas que perdieron sus hogares durante las fuertes lluvias en el sureste de Sao Paulo; también donaron sangre en un día nacional de “Manos que Ayudan”, donde se asoció con las agencias de donación de sangre en todo el Brasil.

El programa Manos Mormonas que Ayudan de la  Iglesia, llevado a cabo, en muchas partes del mundo, diversas actividades de servicio a la comunidad, reflejando de esta manera, el deseo de los Santos de los Últimos Días de seguir el ejemplo de Jesucristo por medio del servicio al prójimo.