Miembros de la Iglesia se sobreponen a la tragedia y rápidamente se organizaron para ayudar


Líderes de la Iglesia visitan a los afectados. De izquierda a derecha presidente Helgi Hukdhs; Elder Jorge Zeballos y Elder Juan Carlos Barros.

Líderes de la Iglesia visitan a los afectados. De izquierda a derecha presidente Helgi Hukdhs; Elder Jorge Zeballos y Elder Juan Carlos Barros.

Valparaíso — Este último incendio que afectó a Valparaíso es considerado como uno de los más grandes de su historia y ello no es de dudar dado que, según fuentes oficiales, el siniestro afectó más de 1.200 hectáreas en la región, afectó por lo menos a una 2.500 viviendas y cobró la vida de 15 personas. Apagar las llamas ha tomado días, por lo que no se descarta un catastro que reporte mayores daños en los próximos días.

Las pérdidas fueron totales

Las pérdidas fueron totales.

La tragedia acabó con la esperanza de muchos que lo vieron perder todo y un sentimiento de impotencia y amargura inundó sus corazones. Muchos incluso tenían el recuerdo vívido del incendio del año anterior, que aunque no de estas dimensiones, igualmente fue destructivo y aterrador.

Entre los habitantes de Valparaíso y entre los afectados por el voraz incendio, existen varios Santos de los Últimos Días o “mormones” como a veces se llama a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Tal como el resto de sus vecinos, perdieron todo o casi todo y tuvieron que ser desplazados a lugares de albergue. Sus líderes eclesiásticos hicieron los arreglos necesarios para cobijarlos y se les brindó la ayuda requerida para el momento.

En el medio aún de la catástrofe y cuando aún las llamas no se extinguían, un grupo de personas, liderados por uno de los encargados de la Iglesia en Valparaíso, presidente Helgi Hukdhs, se puso manos a la obra para ayudar no sólo a los miembros de la Iglesia sino que a la comunidad toda. Rápidamente se sumaron otros de la ciudad y -también mormones de todo el país están ayudando con lo que pueden.- Se organizó el socorro y atención de los afectados. Se les identificó y  dio albergue y luego de ello se han seguido varias acciones, entre las cuales están la solicitud de ayuda que el presidente Hukdhs hizo a las oficinas de la Iglesia en Santiago. Asimismo, bajo su coordinación en la ciudad se están dirigiendo todos los esfuerzos de recolección de comida y  otros artículos junto con su distribución.

Miembros de la Iglesia clasifican donaciones

Miembros de la Iglesia clasifican donaciones

En los próximos días se realizarán labores de retiro de escombros y limpieza mayores, en la se esperan sigan participando cientos de miembros de la Iglesia bajo el lema “Manos Mormonas que Ayudan,” esfuerzo que también será coordinado por los líderes de la Iglesia en Valparaíso en conjunto con la autoridad política local y  bajo la dirección de los líderes de la Iglesia en Chile y Sudamérica.

Junto con reunir artículos y comida que se requieran, los miembros de la Iglesia están siendo invitados a ayunar y donar generosamente, como es la costumbre para socorrer a todos aquellos que están en necesidad.

Elder Jorge Zeballos, primer consejero de la Presidencia de la Iglesia en Sudamérica Sur, área a la que pertenece Chile, visitó ayer Valparaíso en compañía del Elder Juan Carlos Barros para enterarse de primera mano de los efectos del incendio. Agradeció el gran esfuerzo que los los líderes locales de la Iglesia están haciendo y recorrió junto a ellos algunos de los sectores afectados. También estableció los canales para ver como la Iglesia ayuda a la comunidad.