Investigación apoya pautas mormonas sobre citas con jóvenes del sexo opuesto


Un artículo publicado en el ejemplar del mes de diciembre de Journal of Adolescence [Diario de la adolescencia] sobre salir en citas con personas del sexo opuesto confirma la dirección profética dada a los jóvenes Santos de los Últimos Días por décadas.

Un artículo publicado en el ejemplar del mes de diciembre de Journal of Adolescence [Diario de la adolescencia] sobre salir en citas con personas del sexo opuesto confirma la dirección profética dada a los jóvenes Santos de los Últimos Días por décadas.

Hay una progresión saludable al salir en citas con jóvenes del sexo opuesto, aquellos(as) que comienzan a temprana edad están más propensos a tener comportamientos problemáticos en la escuela y en otras áreas de sus vidas, de acuerdo con los investigadores de la Universidad York, de Toronto.

La investigación recientemente publicada confirma la dirección profética dada a los jóvenes Santos de los Últimos Días durante décadas en cuanto a salir en citas con jóvenes del sexo opuesto.

“Es un punto importante para los padres el monitorear el tipo de relaciones en que estén involucrados sus hijos adolescentes y en fomentar actividades que unan a los jóvenes y a las jovencitas en diferentes formas, supervisadas y estructuradas en un modo equitativo”, dijo Jennifer Connolly. Ella, profesora de psicología de la Universidad York, es la autora principal del estudio publicado en el mes de diciembre Journal of Adolescence. “Los jovencitos de corta edad no saben cómo llevar adelante este tipo de relación como se espera de los mayores de 16 años”.

Al comenzar con actividades de grupo, tales como ir al cine y hablar con amigos, y luego continuar con las relaciones de pareja dentro del contexto de un grupo, a menudo conduce a los comportamientos más saludables.

Al comenzar con actividades de grupo, tales como ir al cine y hablar con amigos, y luego continuar con las relaciones de pareja dentro del contexto de un grupo, a menudo conduce a los comportamientos más saludables.

A pesar de un constante cambio en el “punto de vista del mundo”, los profetas modernos se han mantenido firmes en sus consejos a los jóvenes de la Iglesia sobre el momento oportuno para tener citas con jóvenes del sexo opuesto. Aunque el salir con jóvenes del sexo opuesto puede ser una buena experiencia de aprendizaje para los jóvenes y las jovencitas, los líderes de la Iglesia los han aconsejado durante muchos años que tengan esas citas dentro de los límites apropiados, aquellos que el Señor ha establecido.

“En las culturas en las que el salir con jóvenes del sexo opuesto sea aceptable, te puede servir para aprender y poner en práctica aptitudes sociales, cultivar amistades, divertirte sanamente y, con el tiempo, encontrar un compañero(a) eterno(a)”, como leemos en el folleto Para la Fortaleza de la Juventud. “Decide salir únicamente con personas que tengan normas morales elevadas y en cuya compañía puedas mantener las tuyas”.

El sitio web de la juventud, en LDS.org dice que el salir en citas puede ser una experiencia de aprendizaje maravilloso para aprender tanto los jóvenes como las jovencitas sobre ellos mismos y para desarrollar amistades de comprensión, respeto y aprecio.

“No deben salir hasta que tengan, por lo menos, 16 años”, según el sitio web. “Cuando empieces a salir, hazlo con una o varias parejas más. Evita salir con frecuencia con la misma persona. El contraer una relación seria con alguien cuando se es muy joven, puede limitar la cantidad de otras personas que puedas llegar a conocer y tal vez puede conducir a la inmoralidad. Invita a tus padres a que conozcan a las personas del sexo opuesto con las que sales”.

El comenzar con actividades de grupo, tales como ir al cine y hablar con amigos, y luego continuar con las relaciones de pareja dentro del contexto de un grupo, a menudo conduce a los comportamientos más saludables, dijo la Dra. Connolly.

Los jóvenes que pasan a través de estas etapas de desarrollo románticas progresivas son a los que les va bien, dijo ella.

“Es un punto importante para los padres el monitorear el tipo de relaciones en que estén involucrados sus hijos adolescentes y en fomentar actividades que unan a los jóvenes y a las jovencitas en diferentes formas, supervisadas y estructuradas en un modo equitativo”. —Jennifer Connolly, profesor de psicología

“Es un punto importante para los padres el monitorear el tipo de relaciones en que estén involucrados sus hijos adolescentes y en fomentar actividades que unan a los jóvenes y a las jovencitas en diferentes formas, supervisadas y estructuradas en un modo equitativo”. —Jennifer Connolly, profesor de psicología

Aunque no todos los comportamientos son problemáticos, los investigadores dicen que algunos de los que salen en citas con jóvenes del sexo opuesto a la edad de 13 o 14 años con la misma persona tienen más probabilidades de tener problemas que aquellos que tienen interacciones románticas menos formales y salen en grupo. Algunos de esos comportamientos incluyeron el comportamiento impulsivo, mantener desacuerdos con amigos, discusiones en el hogar, peleas en el hogar y faltas a la escuela. Tener citas a una temprana edad también puede aumentar el consumo de alcohol y la actividad sexual. La progresión saludable a las citas comienza con las actividades de grupo con la participación de ambos sexos en la adolescencia; luego, cuando los adolescentes se van haciendo mayores comienzan a reducirse a parejas.

“Tienes que tratar de hacer muchos amigos, aunque prefieras estar con una persona solamente”, el élder Robert D. Hales, del Quórum de los Doce Apóstoles, escribió en un artículo titulado “Preparémonos para un matrimonio celestial”, en febrero de 2006, New Era. En Para la Fortaleza de la Juventud se enseña: ‘Evita salir con frecuencia con la misma persona’ (pág. 4). Las razones de este consejo tienen que ver con el tiempo y la seguridad. Aún no estás listo para el matrimonio, así que el estar comprometidos todavía no tiene un propósito real. Y las personas en ese tipo de relaciones exclusivas probablemente quieran expresar sus sentimientos de manera física. Cuanto más tiempo dure la relación sin ninguna perspectiva de matrimonio inmediato, hay más probabilidades que una pareja se vea en problemas”.

Tener límites claros puede brindar felicidad al salir en citas con jóvenes del sexo opuesto y ayudarlos a aprender a progresar de manera saludable y apropiada.

“Cuando tengan la edad suficiente, deben comenzar a salir en citas con jóvenes del sexo opuesto”, dijo el presidente Boyd K. Packer, del Quórum de los Doce Apóstoles, en un artículo de la revista Liahona de junio de 2004. “Es bueno para los hombres y las mujeres jóvenes aprender a conocerse y a apreciarse los unos a los otros. Es bueno ir a juegos, bailes y días de campo, para hacer todas las cosas que hacen los jóvenes. Alentamos a nuestros jóvenes a salir en citas con jóvenes del sexo opuesto. Los instamos a establecer normas elevadas para dichas salidas” (“Vas en el asiento del conductor”).

Por Marianne Holman, Church News, y Lois M. Collins, Deseret News