Iglesia expresa “gran tristeza” por recientes muertes de Misioneros


“La muerte de un misionero es sentida, por cada miembro de la Iglesia, de una manera profunda y personal”, declaró hoy el élder David F. Evans, Director Ejecutivo del Departamento Misional de la Iglesia.

Él comentó sobre los decesos de diez jóvenes misioneros que servían en todo el mundo, quienes fallecieron por accidentes o enfermedades durante el transcurso de este año. El último accidente grave ocurrió en Idaho el 03 de setiembre donde un accidente de tránsito dejó a un joven misionero hospitalizado y en terapia intensiva.

“Hay gran tristeza en la Iglesia por el fallecimiento de un misionero y particularmente en las familias de estos misioneros que han perdido la vida”, dijo el élder Evans. “Para estas familias notables extendemos nuestro amor, nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra oración. Y oramos para que reciban paz y tranquilidad en estos momentos de dolor”.

Élder Evans indicó que estas ocurrencias son raras, y el trabajo misional es muy seguro. De hecho la tasa de mortalidad para los misioneros es significativamente menor que los de su mismo grupo de edad en la población general. Esto de acuerdo a los datos que proporciona la Organización Mundial de la Salud * quienes indican que la tasa anual de mortalidad de los jóvenes en todo el mundo (en el rango de edad misional) es de aproximadamente 205 muertes por cada 100.000 habitantes. Para los misioneros, la cifra es menos de una vigésima parte de ese número. Sin embargo, no existen estadísticas que puedan disminuir el dolor por la muerte de un misionero.

La Iglesia hace todo lo posible para garantizar la seguridad de sus misioneros, incluyendo la capacitación en buenas prácticas de salud y seguridad personal, la instrucción reiterada para aquellos misioneros que usan automóviles y bicicletas, así como consultas permanentes a los líderes locales de la Iglesia acerca de la seguridad de ciertas zonas o barrios específicos.

Élder Evans dijo que los diez jóvenes misioneros fallecidos este año no representan una tendencia. Históricamente, las muertes de misioneros tienen un promedio muy bajo por año sean estos producidos por accidentes o enfermedad. Un número similar de muertes se produjeron en 2003 y 2008.

Hoy en día, hay más de 77 mil misioneros, de los cuales 70 mil son jóvenes misioneros que sirven en todo el mundo, 38% más que los que había en este mismo período hace un año.

* Organización Mundial de la Salud, Global Burden of Disease: 2004 tablas de resumen, octubre de 2008.

Fuente: mormonnewsroom.org

Anuncios