Cómo enseñar el evangelio a los niños


Repase las características de los niños según sus edades (que correspondan a los que usted enseñe) en La enseñanza: El llamamiento más importante.

Repase las características de los niños según sus edades (que correspondan a los que usted enseñe) en La enseñanza: El llamamiento más importante.

¿Qué tengo que aprender acerca de los niños para poder enseñarles? Tome en cuenta que enseñar el evangelio de Jesucristo a los niños y ayudarles a aprender a vivirlo es una responsabilidad sagrada. Conforme enseñe a los niños, recibirá bendiciones especiales. En Zona Mormón deseamos que usted pueda comprender algunas de las siguientes pautas para enseñar a los niños, sea que tenga un llamamiento en la Primaria o simplemente tenga niños en casa:

  • Los niños creerán lo que usted les diga. Son receptivos a la verdad; y se les debe enseñar la doctrina correcta de forma clara y sencilla.
  • Los niños reconocen la influencia del Espíritu. Enséñeles que los sentimientos agradables y apacibles que sienten al hablar o cantar sobre Jesucristo y Su evangelio provienen del Espíritu Santo.
  • Los niños son afectuosos y desean ser amados y sentirse aceptados.
  • Los niños seguirán su ejemplo. A menudo enseñará más a los niños mediante su actitud y ejemplo que mediante sus palabras.
  • Los niños tienen un breve período de concentración. El mejor modo de retener su atención es hacer que participen en la clase mediante relatos, canciones y diversas actividades.
Repase los pasajes que se mencionan al final de esta nota y considere la importancia de enseñar el Evangelio a los niños.

Repase los pasajes que se mencionan al final de esta nota y considere la importancia de enseñar el Evangelio a los niños.

La enseñanza: El llamamiento más importante ofrece orientación sobre las características de los niños según la edad, con una clasificación por grupos etarios específicos, de 18 meses hasta 11 años.

Si enseña en una clase que tiene niños con diferentes edades, puede pedir a los niños más grandes que ayuden a los pequeños con la lectura de pasajes de las Escrituras, con los relatos o con las actividades. También puede simplificar parte de las actividades para los niños más pequeños, por ejemplo, puede pedirles que sostengan láminas durante los relatos.

Pasajes de las Escrituras para estudiar

Mateo 18:32 Nefi 25:263 Nefi 17:21–2422:13

Fuente: LDS.org

Notas relacionadas:

Anuncios