Ven, Sígueme: Cómo enseñar a los jóvenes acerca de los Profetas y la Revelación


Las clases de Ven, Sígueme en mayo, se centrarán en los profetas y la revelación. El vídeo que encabeza esta nota, puede usarse como recurso  para enseñar a los jóvenes las razones por las que deben tener presente la importancia seguir al profeta y del privilegio de recibir revelación personal. Si usted es maestro(a), ayúdeles a comprender el privilegio de seguir a un siervo autorizado por el Señor para guiarnos en este mundo de probación y así fortalecernos tanto en el accionar de nuestras vidas como en la Iglesia.

Con oración, analice el tema y déjese guiar por el Espíritu al estudiar y preparar las lecciones de este mes. Las ideas que aparecen a continuación son algunas sugerencias que quizás desee aplicar. Recuerde amar a los jóvenes, conocerlos, orar por ellos, y meditar en cuanto a sus necesidades. Considere que la finalidad de las reseñas de cada tema del Ven, Sígueme, no es indicarle lo que tiene que decir y hacer en las clases, sino que han sido diseñadas para ayudarle a aprender la doctrina y preparar experiencias de aprendizaje adaptándolas a las necesidades de los jóvenes que enseña.

Hombres Jóvenes

Las reseñas de esta unidad ayudarán a cada joven a aprender a reconocer la voz del Señor a medida que Él le hable a su corazón y a su mente por medio de las Escrituras, los profetas y apóstoles vivientes, y la revelación personal a través del Espíritu Santo. Las Escrituras incluyen el mandamiento para los poseedores del sacerdocio de “estar diligentemente atentos a las palabras de vida eterna” y a vivir “de toda palabra que sale de la boca de Dios” (D. y C. 84:43–44). Las reseñas que bien pueden ayudarle son: ¿Por qué es importante escuchar y seguir a los profetas vivientes? ¿Cómo recibo la revelación personal? ¿Cómo puedo fortalecer mi testimonio? ¿Qué ha enseñado el presidente Monson a los poseedores del Sacerdocio Aarónico? ¿Cómo puede ayudar una bendición patriarcal?

Mujeres Jóvenes

Las reseñas de esta unidad ayudarán a cada jovencita a aprender a reconocer la voz del Señor, a medida que Él le hable a su corazón y mente por medio de las Escrituras, los profetas y apóstoles vivientes, y la revelación personal por medio del Espíritu Santo. Ayude a las mujeres jóvenes a aprender a amar y a confiar en la palabra del Señor para que, cuando se enfrenten con pruebas o con decisiones difíciles, ahora y en el futuro, recurran natural y automáticamente a las Escrituras, a la oración y a las palabras de los profetas vivientes en busca de guía. Las reseñas que podrían ayudarle son: ¿Por qué es importante escuchar y seguir a los profetas? ¿Cómo recibo revelación personal? ¿Cómo puedo fortalecer mi testimonio? ¿Cómo me puede ayudar una bendición patriarcal?

Escuela Dominical

Las reseñas de esta unidad ayudarán a los jóvenes a mejorar su capacidad para aprender y enseñar acerca de las revelaciones del Señor, incluso las que se encuentran en las Escrituras y las palabras de los profetas vivientes, así como las que reciben ellos mismos como revelación personal por medio del Espíritu Santo. Anime a los jóvenes de su clase a que hagan preguntas acerca de lo que vayan aprendiendo, a tener el deseo de aprender más y a enseñar a otras personas lo que vayan descubriendo, haciendo énfasis en áreas tales como: ¿Qué puedo aprender de los profetas vivientes y apóstoles vivientes? ¿Cómo puedo mejorar mi estudio de las Escrituras? ¿Cómo me ayuda la reverencia a recibir revelación? ¿Qué puedo aprender del presidente Monson acerca de seguir el Espíritu?

Anuncios